Guía para vender arte por internet

por Pablo Golan

Hace 15 años, cuando me gradué de la escuela de arte, dominaba la teoría del color y las técnicas de acuarela, pero no sabía nada sobre negocios. Como proyecto de fin de año, aprendimos a crear un portafolio de sitio web, que no era comercio electrónico, sino sólo muestras de nuestro trabajo y una página de contacto.

Durante mi primera semana, ya como artista adulto con las manos a la obra, aprendí una dura lección: para tener éxito en el arte, también debes tener éxito en los negocios, y que con mi humilde página web Flash no iba lograrlo.

Aprendí una dura lección: para tener éxito en el arte, también debes tener éxito en los negocios.

Hace 15 años, el comercio electrónico no era tan accesible y las redes sociales no existían. Los artistas desconocidos como yo ganaban dinero a través de comisiones corporativas y publicitarias. La posibilidad de vender fácilmente tu propio arte por internet cambió completamente el panorama.

En 2017, la figura del artista “muerto de hambre” es prácticamente una raza en vías de extinción, el comercio electrónico y la venta a través de las redes sociales se han convertido en medios cada vez más eficaces para que los artistas independientes financien cómodamente su oficio y, lo que es más importante, para obtener la independencia que les permitirá vender el trabajo que quieren crear directamente para sus nichos de audiencia.

Respecto a las galerías, el cambio en las últimas dos décadas ha permitido a los curadores representar a más artistas, lograr impresiones más económicas y hasta llegar a audiencias en todo el mundo.

 

Cómo vender arte por internet:

Ya que mi propia carrera como ilustrador duró sólo unos meses, consulté a dos comerciantes de Shopify, un artista y un galerista que se ganaban la vida vendiendo arte.

María Qamar, la artista conocida como Hatecopy, renunció a su carrera de publicista para centrarse en la pintura cuando las ventas de los cuadros de arte pop de su tía se dispararon gracias al Instagram marketing.

Foto: María Qamar vía Instagram

Ken Harman es el galerista responsable del imperio Spoke Art, compuesto por tres galerías situadas en la costa, tres tiendas de ecommerce, una tienda de impresión y un taller de producción.

Foto: Ken Harman, vía Artistaday

A través de las experiencias personales de María y Ken, conoceremos los pormenores del negocio de artista, y te compartiremos sus consejos para ayudarte a vender arte en línea.

 

Ocupación secundaria vs. a tiempo completo

Muchos artistas nuevos consiguen calar en las redes sociales y adquirir seguidores devotos al compartir su trabajo de manera constante y al interactuar en comunidades de artistas en línea.

María siguió en pos de su sueño de convertirse en una artista trabajadora después de que la despidieran de su trabajo publicitario; sin embargo, el éxito no llegó de la noche a la mañana por lo que tuvo que complementar sus ingresos mientras que se ocupaba de incrementar su grupo de seguidores en Instagram.

Obviamente me tocó hacer trabajos por aquí y por allá, ya que cuando estás empezando, ganas cero dólares y cero centavos. -Maria Qamar

No obstante, aprendió habilidades empresariales en su trabajo a tiempo completo que fueron fundamentales para llevar adelante su tienda y comercializarse como artista.

SUGERENCIA: Aprovecha los recursos que te ofrece el empleador y las oportunidades de aprendizaje, mientras trabajas desarrollando tu negocio artístico como segunda ocupación. ¿Qué conocimiento o experiencia has aprendido de tu trabajo diario?

El gran salto de Ken:

En 2010 fui curador de una exposición junto con un artista australiano, y como me envió un montón de trabajo alquilé un local temporal. Él compró su boleto de avión, reservó su hotel y unas dos semanas antes de que la exposición estuviera lista para comenzar, el local temporal cesó la actividad y ya no estaba disponible. Por aquel entonces, los espacios temporales no eran un fenómeno cultural y no pude encontrar una galería que me permitiera alquilar un espacio por poco tiempo. Finalmente, conseguí un espacio para reventa vacío que era perfecto para la exposición de arte, pero el propietario quería un contrato de arrendamiento de dos años y como no tenía ninguna otra opción decidí dar el gran salto y rentarlo.

Foto: Rob Williamson para Spoke

Vender tu propio trabajo vs. el de otros artistas

Si no eres un artista, todavía puedes entrar en el juego de la venta de arte como curador. Los artistas, a los que no les interesa el aspecto comercial de su arte, acuden a agentes, galerías y otros comerciantes para que lo hagan por ellos.

Hay varias maneras de trabajar con artistas, desde la venta de originales o impresiones hasta las obras registradas que serán impresas sobre mercancías; de una u otra forma, generalmente el artista establece una comisión fija sobre los trabajos vendidos.

La mayoría de las galerías ofrece el porcentaje estándar del ramo que es un cincuenta por ciento del valor de la pieza de arte original dejada en consignación. El artista trae la obra de arte, hacemos todo lo posible para venderla, y luego dividimos la ganancia 50/50. En el caso de las impresiones, contamos con nuestra propia tienda de impresión en Berkeley, California, por lo que efectuamos todas nuestras impresiones en nuestra tienda. Normalmente, una vez calculado el costo de producción, ofrecemos una división del cincuenta por ciento. -Ken

Aunque María dirige su propia tienda donde vende impresiones y mercancías, eliminando así intermediarios para garantizar costos bajos, aún así se apoya en las relaciones con galerías con experiencia para exhibir y vender su arte original. Las galerías pueden exponer tu trabajo a nuevas audiencias y tener acceso a recursos y a profesionales para ayudar a promover, tratar y enviar tu trabajo artístico.

Qué vender: original vs. reproducción

Algunos medios como la escultura, se prestan menos a la reproducción o uso para aplicaciones promocionales (sin embargo, puedes considerar la impresión en 3D o colaborar con fabricantes de juguetes). A diferencia del caso anterior, la mayoría de los medios 2D tienen múltiples opciones para generar ventas ilimitadas a partir de un simple trabajo.

Considera lo siguiente:

  • Obras de arte originales
  • Impresiones en edición limitada o abierta – giclée (con o sin marco) o lienzo
  • Descargas digitales – fondos de pantalla, archivos de fotos, impresiones con citas de inspiración, etc.
  • Cliente/comisiones – trabajos originales en medios tradicionales o digitales
  • Mercancía – sombreros, tazas, camisetas, pines metálicos, etc.
  • Copia de impresiones sobre tela o papel tapiz
  • Otorgar licencias de tu trabajo artístico a otros comerciantes de comercio electrónico
  • Colaborar con otros comerciantes y creadores

Además de vender impresiones y otros productos en su sitio web, María colaboró con el comerciante de Shopify Nuvango reproduciendo algunos de sus trabajos y estampados en prendas de vestir.

Foto: Nuvango

Al configurar tu tienda de arte online, debes elegir una plantilla que dé vida a tu arte con imágenes grandes y mucho espacio blanco/con fondo de negativo. Añade aplicaciones que te ayuden a manejar tu tienda con más facilidad lo que te permitirá enfocarte en los aspectos creativos del negocio.

Foto: Hashimoto Comtemporary

Sugerencias de plantillas para tiendas de arte:

  • Startup – Art
  • California
  • Otras plantillas para tiendas de arte

Apps que te ayudarán a administrar tu negocio de arte en línea:

Si vendes tus obras artísticas a través de impresiones y mercaderías, puedes sincronizar con tu tienda aplicaciones como KiteGooten, o Printful, ocupándose de lo engorroso del envío y la entrega de productos de la operación.

Catálogo de productos de impresión Printful

Uso una aplicación para efectuar la impresión y el envío. Todo lo que tengo que hacer es cargar la información y dejar que la aplicación haga el trabajo por mí. Ahora me puedo concentrar realmente en la creación de obras de arte, en vez de ocuparme todos los días del envío, la impresión y el embalaje, que toman entre tres a cuatro horas. Actualmente puedo emplear ese tiempo para generar ideas, encontrar cosas mejores y conectarme con la gente. -Maria

 

Ahora me puedo concentrar realmente en la creación de obras de arte, en vez de ocuparme todos los días del envío, la impresión y el embalaje, que toman entre tres a cuatro horas. -María Qamar

Prueba las aplicaciones como Lookbook o Photo Gallery para presentar obras anteriores o que ya no tienes más en stock y que te pueden servir como porfolio para galerías de otros comerciantes que buscan trabajar contigo y necesitan una representación completa de tu catálogo.

 

?SUGERENCIA: Utiliza variantes en Shopify para ofrecer a los clientes no solamente opciones de tamaño, sino también de acabado y enmarcado. Las variantes se pueden editar para considerar precios especiales según el volumen.

Spoke Art

 

Edición abierta vs. limitada

Con la reproducción de tu obra en camisetas o tazas garantizas que una sola obra dé frutos indefinidamente. Algunas galerías como Spoke optan por un modelo de edición limitada en muchas de las obras que representan, y el efecto es muy parecido al de una oferta por tiempo limitado: crear una sensación de escasez y urgencia es una excelente táctica de marketing. No obstante, para Ken, la decisión de limitar las tiradas de impresión es mucho más profunda:

Trabajamos arduamente para encontrar cosas para vender que sean muy especiales, por lo que las cosas que son especiales, deben ser tratadas como tal. Aunque podríamos obtener más dinero vendiendo obras en edición abierta y vender tantas como pudiéramos, pienso que si ofrecemos nuestras obras como ediciones limitadas, realmente contribuimos dando un valor al arte.

Pienso que si ofrecemos nuestras obras como ediciones limitadas, realmente contribuimos dando un valor al arte. -Ken Harman

Sin embargo, la edición limitada tiene sus inconvenientes:

Muchas de las cosas que vendemos tienen valores de mercado secundario. Si vas a sitios web como Ebay, en algunos casos te encontrarás con que esas mismas obras cuestan mucho más que su precio original debido a que la demanda es muy alta. Verdaderamente es un poco desagradable porque no podemos dar nuestro arte a todo aquél que lo quiera. -Ken

Para minimizar la reventa, Spoke limita las cantidades de ciertas impresiones por cliente y también cuentan con una lista negra de revendedores conocidos.

Nuestra prioridad es asegurarnos de que los verdaderos fanáticos son realmente aquellos capaces de conseguir las cosas que vendemos. -Ken

The People’s Print Shop